Destacado

Writer a ratos…

Hola amiguitos, pues les comento que suelo escribir a ratos, creo fielmente que todos tenemos algo que es como nuestra medicina, algo que nos calma, algo que nos hace bien… Pues yo no seré la mejor en esto, pero la verdad escribir me causa tanta paz, me hace sentir mejor, me ayuda a tomar al toro por los cuernos, es como lo que me dice que deje de llorar y siga con la vida, aunque la vida me dé uuuunas revolcadas que ni les cuento jajaja

Es la primera vez que decido abrirme para expresar lo que siento o vivo, como les contaba me gusta escribir, pero siempre lo había hecho en el escritorio de mi cuarto, en el block de notas de mi cel o en libretitas que conseguía de vez en cuando. Pero en verdad espero que aunque sea en algo pueda ayudarles mis tonterías o mis experiencias, que se sientan identificados y tengan la confianza de intentar hacer lo mismo o aunque sea hablarme. Aquí estoy para ustedes.

entrada

Con esos amigos no quiero enemigos :(

Les platicaré mis tristes historias; cuando tenía unos 16 años yo tenía un novio al cual quería con todas mis fuerzas, es de esos amores que todo va mega perfecto, peeeeero, solo en la escuela porque mis papás no estaban contentos de saber que tenía novio. Aunque me valía trompeta y como buena adolescente necia, me aferré a él. Vamos a llamarle Patrick.

Pues todo estaba excelente con Patrick, pero así de la nada, ÉL decidió terminar la relación. yo le lloré como 5000 litros. Recuerdo que en ese momento yo tenía una “amiga” que era con quien lloraba y berreaba por Patrick,. A ella vamos a ponerle María; bueno pues María sabía perfectamente que yo seguía queriéndolo, que lloraba por él. A los siguientes meses, pasamos a segundo de prepa y me cambié de escuela, peeero, seguía enamorada de Patrick. María se quedó en la escuela y estaba cerca de Patrick, así que, como buena amiga, me dijo que ella me seguiría contando de él y bla bla. A los pocos meses me enteré que María y Patrick ya eran novios, y yo como de QUÉÉÉÉ? naaaaambre, yo no me lo creía, o sea era mi mejor amiga con mi enamorado. Pues sí amigos, ya eran novios, y María jamás me lo había dicho, de hecho ella me seguía hablando normal, y cuando supo que yo me había enterado, dejó de hablarme y bye bye amiga y amor.

Luego de medio superar mi tristeza, me doy cuenta de que estoy sufriendo bulliyng, así es, en mi nueva escuela me odiaban, al principio no le di importancia y pensaba que era “normal”. Pero un consejo, si algo no te gusta, NO LO PERMITAS, no creas que es normal algo que te incomoda. Pues resulta que yo intenté ser la niña nueva súper tranquila pero a la vez sociable, de esas que intentan ser lindas con todos a pesar de que no los conocía. Y resulta que todos se conocían y yo era la única nueva de 53, exactoooo, éramos 53 alumnos y todos me odiaban, me pegaban “accidentalmente”, me ponían el pié para que tropezara, me mandaban amenazas por internet, un bueen de veces llegué al hospital o llegó la ambulancia por mí por los golpes. Es muy cierto que cuando sufres bulliyng no dices nada, porque yo me alejé de mi familia, yo lloraba a escondidas, me daba miedo comentarlo y que pensaran que yo exageraba, así que jamás lo hablé hasta que terminó ese ciclo escolar.

Por último en la carrera, sí amiguitos, a mis 19 años. recuerden algo, los amigos que tengan en su primer semestre de la carrera, no serán jamás los mismos amigos con los que termines la misma. La verdad no tengo mucho que decir respecto a eso, simplemente son personas que no querían verme crecer como persona, eran “personas tóxicas” y muchas veces me hicieron llorar por la cantidad de cosas feas que me decían entre broma y broma.

Baaaaah, solo quiero decirles que JAMÁS permitan que les corten las alas solo porque a los demás les parece que algo que piensas está mal. Obviamente hay gente que nos ama y a los que debemos escuchar, pero también es muy cierto que hay muchas personas que están en las PEDAS y no en los PEDOS. Abran los ojos, ámate y solo así sabrás todo lo que vales y todo lo que mereces, cuando sepas eso, verás que mereces más de lo que muchos te dan, a veces las personas solo saben dar pequeñeses, solo saben dar lo que creen que está bien y nosotros nos acostumbramos a pensar que eso es lo que merecemos, pero NOOOO, mereces mil cosas bonitas, nadie te debe decir lo contrario. Cree en ti, yo creo en ti.